Ishara Yar


Era tan feo el cabrón que daba hasta ternura.